Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2021

Poema. Cave canem.

  Cave canem   Homero lo escribe, Borges recuerda, Aquiles -quizá-, tropezó con él. El de Belluno lo tiene por fiel, y el Hispalense sus letras le presta.   Sus ojos, bañados en sol, no cuentan meses ni días; años a granel deslavan colmillos, uñas y piel, mas no la tierna y familiar silueta.   Tres caras Dante miró; una sola, cuitados y alegrías, con la ronca voz milenaria, mi vida enriquece.   Compartimos el presente infinito y la memoria de lo ya perdido: mudan los nombres, más él permanece.   Francisco Arriaga. México, Frontera Norte. 23 de julio de 2021. FA - Cave Canem by Francisco Arriaga on Scribd

Cuento. Texas.

Texas       Dedicado a Ana, Jesús, Adán, José Luis, Simitrio y Patricio: historiadores de mundos imposibles.       Jadeante y orgulloso, pidió que trajesen a Davy Crockett. Mirándolo de abajo hacia arriba se encontró con una figura soñolienta, grandes ojeras azulosas que resaltaban en la cara de piel blanca. -A éste lo sientan aquí, a mi lado -ordenó sin despegarle la vista. Poco le importaba el sangrado profuso del brazo izquierdo que, torniquete improvisado de por medio, esperaba la cirugía urgente del médico que bailaba sin ritmo, dejando caer el peso del cuerpo alternadamente entre una pierna y otra. -Quédese quieto, doctor; no crea que me voy a morir por esto. Mi brazo ya no se cuenta entre los vivos, pero a esos tales vamos a hacer que el infierno les sepa dulce. Recordó el desaire, aquel ‘no’ rotundo que había deshecho sus aspiraciones -quince años atrás- de emparentar con la naciente monarquía mexicana. Que Agustín no lo mirase con buenos ojos -y de facto, que no lo mirase de