Ir al contenido principal

32 Variaciones sobre Jesusita en Chihuahua.

 32 Variaciones sobre Jesusita en Chihuahua.


Dedicado a Micaela, Guadalupe, Fátima, Michelle, Astrid y Yaretzi:
mujeres que transformaron y enriquecen mi vida.


El 7 de marzo de 2008 comencé a trabajar en una suite de 32 variaciones sobre Jesusita en Chihuahua.

Mi madre me cuenta que, cuando niño y estando en el parvulario, me gustaba tararear y llevar el ritmo de esta pieza con el pie, en una especie de danza infantil muy espontánea que alegraba también, el día de doña Micaela, mi abuela materna.

A pesar de tener claro el carácter que ostentaría la suite, por alguna razón que he olvidado, sólo avancé una treintena de compases, dejando ese proyecto estancado hasta el 2018, cuando revisé varios proyectos que se quedaron en el tintero, y vi que lo único que se sostenía cabalmente era el tema, y la primera variación.

A partir del 14 de julio de 2018 trabajé esporádicamente en las variaciones, consiguiendo avanzar, aunque de forma muy irregular, hasta llegar a la variación XIV, donde me encontré con un problema de tipo técnico en el compás 215, que me hizo relegar nuevamente la obra otro par de años.

No puedo agradecer a la pandemia por el tiempo que ha favorecido esos espacios en los que pude continuar trabajando en la obra –pérdidas muy dolorosas nos ha dejado ya-. Lo que puedo agradecer es la paciencia de mi esposa y mi hija, de su amor y sus cuidados.

Nuevamente, a partir del 14 de agosto, casi un mes después de terminado el sexteto ‘Thanks for total destruction 2020 ♥“, y recordando a mi abuelo don José Elizalde en su cumpleaños, decidí revisar nuevamente esa variación XIV y analizar el problema que me obligó a detener el avance en la suite. Superado el impasse, pude proseguir y retomar algunas ideas, que fueron redondeándose hasta llegar a la conclusión de la obra, hoy 20 de octubre de 2020.

Las Variaciones están dedicadas a mi abuela materna, Micaela, mi madre, Guadalupe, mis hermanas Fátima y Michelle y a mi esposa e hija: Astrid y Yaretzi.

“No es amor correspondencia: causas tiene superiores.”

Francisco Arriaga.

México, Frontera Norte.

7 de marzo de 2008-20 de octubre de 2020.


Timeline:

Tema - Una corda. [Como si fuese una pianola.] 00:00
Variación I - Tre corda 00:54
Variación II - 01:42
Variación III - 02:09
Variación IV - 02:46
Variación V - 03:24
Variación VI - 04:15
Variación VII - 04:42
Variación VIII - Fantasía 04:49
Variación IX - Notturno 06:18
Variación X - Quasi una marccia funebre 07:14
Variación XI - 09:28
Variación XII - Secco 09:53
Variación XIII - 10:16
Variación XIV - 10:44
Variación XV - 11:14
Variación XVI - 11:39
Variación XVII - Tempo di minuetto 12:08
Variación XVIII - Tempo di milonga 12:36
Variación XIX - 13:05
Variación XX - Prelude 13:31
Variación XXI - Quasi una fuga 14:17
Variación XXII - Recitativo 16:40
Variación XXIII - Bagatelle 17:38
Variación XXIV - Fanfarria 19:07
Variación XXV - Solenne 20:07
Variación XXVI - Phantasmagoria 21:03
Variación XXVII - Doubles 22:46
Variación XXVIII - Berceuse triste 23:54
Variación XXIX - Improvisatio 26:17
Variación XXX - Minimalista, quasi una fase 27:11
Variación XXXI - 28:15
Variación XXXII - Rapsódico 29:30
Finale - 30:01

FA - 32 Variaciones Sobre Jesusita en Chihuahua by Francisco Arriaga on Scribd


Comentarios

Entradas populares de este blog

Quoniam sumus invicem membra: Resumen de las controversias editoriales en los orígenes de la Patrologia Orientalis y del Corpus Scriptorum Christianorum Orientalium.

Quoniam sumus invicem membra: Resumen de las controversias editoriales en los orígenes de la Patrologia Orientalis y del Corpus Scriptorum Christianorum Orientalium. Francisco Arriaga - Quoniam... by on Scribd Entre las varias controversias editoriales suscitadas a fines del siglo XIX y en los albores del s. XX, la curiosa y bien documentada disputa que enfrentó a Graffin, Nau y Evetts contra Chabot y Seybold merece un lugar especial, por tratarse de una lucha -en ocasiones virulenta- por hacerse con los derechos y finalmente con el prestigio de publicar oscuros manuscritos y reimprimir obras casi olvidadas, que serían las bases de la Patrologia Orientalis y del Corpus Scriptorum Christianorum Orientalium. El prestigio académico actual que gozan dichas colecciones desvanece hasta el punto de diluirlo, el registro minucioso de los diferentes tropiezos, escollos, discusiones y querellas acaecidas en los inicios de ambos corpus. Y es precisamente la abundancia de c

Poema. Trapiche.

Trapiche Vuelta con vuelta surge la vida. Hierve, se evapora, asciende, y condensa en una misma realidad el trabajo y la gloria dulce de una corona invisible. Ese aire huele a flores. Ese aire se cubre las ráfagas con huertos. Las lluvias, los frutos, los relámpagos: distintas caras del mismo recuerdo. Alquímico proceso que obtiene de la savia líquida y espesa la granulada imitación del cosmos. -Roba la forma sin forma de la Via Láctea-. Diluida en el espeso líquido ancestral torna la amargura en risas, sudor y madrugada. ¿Cuál es la cifra del hombre? ¿Cuántas veces ha de girar sobre su eje el cielo y el cosmos antes de ser cribado y destrozado por la Tierra Madre? Y de los huesos -arándanos vivos- renacerán los huertos que invitan a las nubes, al graznido y al azahar, al berrido y las tejas de tierra parda, al gemido de la mujer parturienta que sabe de la bendición del vientre fecundo, los barbechos verdeando y el horno de arcilla rebosado de maíz y requesón. Entre las man

Poema. Wearmouth-Jarrow.

Wearmouth-Jarrow. A José Luis Domínguez y Leonardo de la Torre, hermanos, compañeros. Yace allí, feneciendo, el tratado por Heliogábalo escrito, amante de infestar con fuego los memoriales de hombres bajo el Invicto, cegados. Aristóbulo, poco antes, christiano aire llevó a judíos talantes que vieron sin ver, -los más, ignorantes- al Hijo hecho hombre, Dios encarnado. Las páginas doctas del Hispalense que hablan de brujos y hechiceros comparten estantes con dositeos, cainitas y gnósticos herejes. Y la Historia Eclesiástica de Eusebio mira con recelo las Confessiones. El de Hipona transcribe los errores heréticos de quien busca otro cielo. Dorado astrolabio, cíclica danza, sostiene en sus manos El Venerable. Y las tablas, celestes y puntuales, encontrarán acomodo a la Pascua. Fenecen los días, fenece el tiempo, mas no la letra, la Sacra Scriptura. Pasan los días, la abadía muda caras y nombres, trazos y pigmentos. Beda sostiene por última vez l